9/3/10

Hoy vi a un par de ancianos bajarse de un taxi.

Muy apenas se podían mover los ancianitos. El anciano que iba en el asiento del copiloto se bajó "rápido" (esto medido en movimientos anciánicos) para poder abrirle la puerta a la ancianita del asiento trasero. Le abrió la puerta, la tomo de la mano y le ayudó a bajar lentamente (también a pasos anciánicos)...La ancianita tardó años en bajarse completamente del taxi y el anciano la espero con la paciencia de mi madre (que es un chingo). Cuando por fin cerraron la puerta y bajaron completamente enteros del dichoso taxi, sonreí.

Sonreí porque pensé "Yo quiero un ancianito de esos...que me esperé toda la vida hasta que por fin esté dispuesta a bajarme completamente de donde sea" y luego se quito a sonrisa de mi rostro...

Recordé que no me gustan los ancianos.

4 comentarios:

Bere dijo...

jajajajaj que cagado!!!!!!!!! bueno al menos consiguete un joven que haga lo mismo jajaja te seguire en twiter, soy Beereezz

Fridaa dijo...

Hahaha.

Uy se me fue la inspiración para comentar, pero puedo decir que me dió ternura y me hizo reir.

icHiGo. perO no sOy friKi dijo...

jajajajaja

o_O

seria muy perbertido si te gustaran los viejitos!!

serias una anti-pedofila jajaja
o algo asi!!!

jajaja xD


suerte!

Koko dijo...

Ah pues entonces tu lo que necesitas es alguien que te espere, y no necesariamente un anciano ;D