24/11/16

La primera vez que vi esta película fue el 1er día de clases de la facultad. Me había inscrito a 'publicidad' porque todos iban a la Facultad de Comunicación y yo no. Todos parecían saber exactamente que serían de grandes desde los 16 años y yo no tenía (tengo) idea. Así que los seguí. 

El primer día el maestro de una matería irrelevante nos puso esta película y recuerdo que era la única viéndola.  Riendo, llorando y pensando. 

Esta parte fue cuando me di cuenta el gran error que fue el seguir a los demas. El como debí haber seguido mi propia voz. 

Duré ahí 3 años miserable, recordando esta película casi a diario. 


Hasta que ni voz fue demasiado fuerte como para ignorarla y me salí. Me seguí. 

17/10/16

Estoy hambrienta de un toque humano. Hambrienta de caricias. Sedienta de un abrazo. Tengo tanto apetito insaciable de un roce de manos tímido. De un apretón de manos seguro y sincero. Tanta necesidad de un 'todo va a estar bien'. Qué se hace cuando se tiene tanto anhelo de otro humano que no se sabe como saciarlo? Qué se hace cuando estoy deseosa de un toque de otra piel? De un abrazo desnudo? Cómo alivio esta escasez de calor de que me ando cargando desde hace no se cuanto tiempo y que apenas me puede suficiente para poder expresarlo? 


Frida Ruiz a las 12:13am. 

2/2/16

Y me preguntaste: "¿Estás satisfecha?" Y sonreí por lo irracional de la pregunta ante la situación actual. 
"Creo que fue obvio" dije sonriendo con sorna. 
"No me refiero a eso..." Aclaraste, haciendo referencia a los jadeos, besos y pasión compartida hace unos momentos. "Con tu vida. ¿Estas satisfecha?" Y me miraste con esos ojos que no me dejan mentir y hace que sienta que me ves hasta el fondo de mi alma. 
Pensé en mi trabajo, como soy buena en ello y estoy cómoda pero no estoy feliz. No me llena, no me satisface. Pensé en mi escuela, que tengo materias y compañeros que no me interesan. Que estoy esperando a las materias complicadas para poder meterme de lleno a mi carrera. Ambos, aunque nefastos, son pasos necesarios a mi meta futura. 
Pensé en mis amigos, que aunque buenos son pocos. Nunca he sido huena en conservar amistades. No como tu. 
Pensé en mi familia. Como mi hermana se va a ir a estudiar a otro lado y como raramente veo a mi mamá por el trabajo. Como la relación con mi papá sigue mal cosida, con roturas pero sigue ahí. 
Pensé en ti, en como te extraño como amigo. En como lo que compartimos fue bonito y sincero pero no fue suficiente. 
"No" respondí. 
"¿Por mi?" 
"No. Por mi."